ALFREDO PRIOR

Alfredo Prior 2[1]

Triunfo de Adriano

Prefacio

Villa Allende, 2012
1º de enero: Hace calor, la heladera no enfría.
2 de enero: Hay olor en la heladera, necesitamos un
técnico.
3 de enero: De nombre Adriano y promete venir
mañana.
4 de enero (tarde): Adriano se fue a pescar y no
llega.
4 de enero (noche): Llegó Adriano.

Nos detuvimos al final de un camino sombrío.
Detenidos, casi tristes, escuchamos los ayes de
aquella tan joven
(¡18 años!).
Difunta precoz, tal una sombra que ambicionara
los paraísos todos: salmón que aún muerto agita sus
aletas ¡frío! ¡más frío!
Emmental, Condé, Gorgonzola, convertidos en
derretida mozzarella.
Chamuscados champiñones, Coca tibia, Kanikama
de fruncido ojite,
vieiras, ostras, abandonadas a una lánguida fiebre.
Lechugas verdes y moradas, rúcula, berro, endibias,
albahaca y mentas frescas.
Estremeciéndose, abandonaron su frescura y seguro
lecho
para seguir al monstruo.
Más cruel cálido, calenturiento.
En el atrio que guarda, a la Emperatriz del hielo,
arte afectado, heladera que se yergue en el osario
plata de un mundo que se pudre, artefacto inútil
música que de cansados motocompresores, venenos,
perfumes, fosforescencias vanas.
Eruditos, arqueólogos abrimos la tumba No frost
adoptando un aire experimentado y altanero.
La muerta dormía bañada en leches tenebrosas.
Acre surgió una certeza: el pescador en su barca y el
cangrejo en su hoyo.
Pero, impasible al horror, cargado de torpor y hastío
arribó Adriano con su caja de herramientas hacia
el pavor glacial del polo inaccesible, para buscar el
filón del secreto.
“No digáis: es desdicha sin fin, pues es de cobardes o
de los que pronto se cansan”.
Nos tranquilizó el Príncipe del frío.
La que nunca murió, la tan amada, agitó su frágil
motorcito y el automático sonrió.
Abeja de silencios, de rayos sin color, sin daño y sin
dolor, volvió a hablar la que dormía.

Alfredo Prior: nació en Buenos Aires en 1952. Es artista plástico. Ha publicado diferentes artículos en las revistas Tokonoma, Abysinia y Ramona entre otras. En el año 2006 Mansalva publicó su libro Cómo resucitar a una liebre muerta. El presente poema pertenece a Triunfo de Adriano, editorial La Sofía cartonera 2012.

Anuncios

Un pensamiento en “ALFREDO PRIOR

  1. Mario querido: qué pasó con la presentación para la beca, subsidio o qué? al final no me mandaste nada, y yo no te pude llamar porque estoy hasta las manos, me fui a Bolivia y me fue bárbaro, me están por publicar el libro de aborto allá, y ahora voy que me invitan a dar un seminario y a presentarlo, y estoy escribiendo varias cosas para eso, etc. así que contame algo, algo, algo y espero que lo hayas presentado si pasó la fecha y si no si querés llamame si te puedo dar una mano

    abrazos lk

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s