Francisco Rovira

Rovira foto

 

Un día cualquiera

 

Descolgar un enunciado

y otro debajo del anterior

armando una pila

es tejer poesía.

 

 

De las cosas que se hilan

es en los trenes donde entra

más gente.

 

 

Pasan bajo tierra los trenes

como enunciados luminosos

uno tras otro trazando

su espacio. En el interior

tubos fluorescentes en fila

hacen un tren dentro del tren.

 

 

Del otro lado, sobre la tierra

la lluvia enfría las cosas,

o sea: la calle, las paredes,

los autos, los yuyos, las casas,

mientras se enfrían, evaporan

el calor que embelese a los mosquitos,

empecinados en entrar, del otro lado

de la ventana.

 

 

Mañana gris y húmeda

sobre todas las cosas: concreta.

 

 

Francisco Rovira: Villa La Angostura 1984, vive en Bahía Blanca. Los poemas presentados pertenecen a Krupoviesa (Club Hem Editores, 2017).

Anuncios